Con mi alma II

September 7, 2007

Ven, dijo mi alma nuevamente,
En un susurro, con su voz de silencio,
No temas, ven,
Tu deseo te ha sido concedido,
Aquel pedido:
Serás un vate, de tu pueblo un poeta,
Tendrás esta misión –escucha bien-:

Cada mañana recibirás la poesía, el himno,
Cantarás el futuro,
serás abeja trayendo el necesario polen
a la nueva colmena,
Incansable,
volarás cada mañana
Al prado iluminado por el Sol del sentido
Y alegremente libarás, en cada flor,
El secreto poema del dorado rocío.

Ven, dijo luego mi alma,
Reclina tu cabeza en mi pecho,
Escucha el latido inmemorial
De La-Sin-Tiempo en la Ciudad de Luz,
La secreta y escondida Ciudad,
en lo alto del monte,
En la inmaterial profundidad del Monte Sacro.

Ven, dijo entonces mi alma,
Serás Moisés y Adán,
Verás por fin la Tierra Prometida,
Podrás regresar al Paraíso
Para unirte a tu Padre,
Leche y miel correrán por tus venas
Y darás de tus manos lo que puedas
Para saciar la sed y el hambre de tu Pueblo.

Ven, dijo mi alma dulcemente,
Por cuanto has llegado al alba
de tu sagrado día.

Ven , no llores, vamos.
Juntos tú y yo,
Unidos para siempre
Hacia el radiante día.

Tú y yo unidos,
tú y yo juntos,
alma mía.

Isaias Nobel
Madrugada del 19 de junio del 2007.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: